Pérdidas



Todo aquello que rodea a la materia es el resultado de lo que no se concretó como tal en ese inicio, y lo llamaré pérdida o “no materia”.
Podemos identificarla como la aparente no existencia entre materia y materia, quizá lo llamemos vacío, nada, invisibilidad, etcétera, pero lo que nunca podremos negar es que existe, está y es, aunque no se pueda coger una porción de ello, sino que hay que contemplarla como una unidad en todo su universo, es como si todo lo que no se concretó fuera una única partícula elemental que impregna a las concreciones materiales, pues en ello se dan las características de ser, estar y existir con tanta rotundidad como con la materia.
Todo cuanto aparezca en este nuevo universo, serán concreciones del INICIO, y cuanto aparezca será una mezcolanza de lo que contuviera, así que hay que contemplar la materialidad como una anomalía de la no materialización, pues hay mucha más no materia que materia.
Todo cuanto salió de ese inicio precisa de todo el INICIO, y por ello es, está y existe la materialidad. Esas pérdidas, o no materia, actúan como medio en el que las concreciones pueden ser, estar y existir. Ésto es aquello de que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma como manifestación en el universo en el que está. Así que esas pérdidas, no se pueden concretar como materia, pero sí se puede afirmar que es "lo no concretado".
Si vemos ese universo desde la perspectiva de la no materia, podemos afirmar que:
1. Estaba en el inicio y continuará estando pues en ella se manifiesta el espacio y el tiempo.
2. Existía en el inicio y seguirá existiendo pues en él se producirá toda la potencialidad.
3. Era en el inicio y seguirá siendo pues sin ella no habrían cambios posibles.
Ese "vacío, nada, invisibilidad, etcétera" no puede ser otra cosa que la manifestación en el que todo lo proveniente de ese inicio puede, ser, estar y existir y por ello manifestarse. Digamos que ello se da antes que la materia, y ésta adquiere su significación como alteración concreta de ello.
De ésta manera se confirma la afirmación de que el universo es el conjunto de sus manifestaciones, tanto concretas como no concretas, y todas conviven juntas, de modo de que uno se da en el otro porque forman parte del universo, no pudiendo ser algo distinto de la fórmula inicial:

Universo= sumatorio de ( partículas elementales + pérdidas )

Anterior

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.